sábado, 5 de octubre de 2013

Barbosa. es DIOS

Muchas concesiones...arriba (2-0)
El Córdoba volvió a malgastar un penalti y varias ocasiones claras en Las Palmas, un equipo que aprovechó mejor sus llegadas con los tantos de Aranda, pasado el cuarto de hora de la reanudación, y Tana, ya en el tiempo de añadido
Rafa Fernández 05-10-2013, 19:55


Como en Jaén, pero sin aquel punto que supo a tan poco. El Córdoba CF cayó en Las Palmas repitiendo casi a la perfección el guion de aquel encuentro en La Victoria. Falló otro penalti con 0-0, de nuevo por mediación de Xisco, y aunque esta vez el rival también tuvo ocasiones claras, como un tiro al larguero de Asdrúbal en la primera parte, el equipo de Villa generó ocasiones suficientes para al menos igualar el tanto con el que Aranda adelantó a los suyos en la reanudación. Ni Abel ni sobre todo Uli Dávila pudieron perforar la meta de Barbosa y Tana, ya en el descuento, amarró la victoria para los locales.
Al final, la lista de convocados de Villa era la mejor pista para conocer el once del Córdoba. Iago Bouzón viajaba para jugar pero como lateral derecho, lo que costaba el puesto a Janse cuando más en progresión parecía el holandés. Los hermanos Cruz se mantenían en el centro de la zaga, mientras que Samu recuperaba el sitio en el lateral izquierdo una vez cumplida su sanción.
En Las Palmas las novedades venían por la banda derecha. Galán ganaba la partida al canterano Aythami Álvarez en el lateral derecho, por lo que David García pasaba al centro de la defensa, mientras el joven Asdrúbal mantenía en el banquillo a Nauzet Alemán.
Xisco falla un penalti
El Córdoba arrancó el duelo bastante bien, plantado con inteligencia en el campo y apretando en cuanto los hombres clave de los canarios trataban de entrar en contacto con el balón. Así, no hubo arreón inicial de los canarios, que apenas probaron suerte con un tiro lejano de Vicente Gómez, mientras que el Córdoba tuvo su primera ocasión en un centro de Pedro que Xisco, metiéndose entre los dos centrales, cabeceó bien pero ligeramente por encima del larguero de Barbosa.
Y ratificando esas sensaciones, a los doce de juego, López Silva, que un minuto antes había visto la primera amarilla del partido, repitió la jugada contra el Girona. Encaró a Galán, que con la cintura rota, lo trabó claramente dentro del área. El Córdoba tenía la gran ocasión de adelantarse en el marcador, pero Barbosa le ganó la partida a Xisco. El balear cambió el lugar del lanzamiento con respecto a la semana pasada y como en Jaén, el argentino le adivinó su intento a la derecha del meta.
Asdrúbal revienta el balón en el larguero
La jugada, como no podía ser de otra forma, revitalizó a Las Palmas, un manojo de nervios hasta entonces. El chaval Asdrúbal, que ya salvó los muebles contra el Eibar, hizo diabluras por su banda y largó un zurdazo violento que se fue a estrellar contra el larguero de Saizar. En la continuación de la jugada los canarios reclamaron tímidamente derribo de Bernardo a Masoud que no lo pareció.
Con todo, fue una acción aislada, porque el Córdoba siguió atesorando la posesión y generando llegadas, aunque no fueron excesivamente claras hasta el minuto 24, cuando en uno de los saques de banda habituales de Samu, Xisco ganó la pelota y la tocó hacia atrás para que Caballero, un metro dentro del área, rematara de primeras un pelín desviado junto al palo izquierdo de la portería canaria.
Ocasiones para ambos, aunque ya no tan claras
El encuentro estaba bonito y equilibrado, con opciones para ambos equipos. Lo intentó primero Masoud, en una jugada individual partiendo desde la derecha en la que le pegó de zurda que se fue por encima del larguero. Luego el que probó fortuna fue Pedro, en una contra en la que intentó una vaselina que se marchó fuera. Más tarde Abel probó un gol olímpico que no salió y a ello respondió de nuevo Masoud con otra acción personal coronada con un disparo que tras tocar en la defensa acabó en la esquina.
El Córdoba, que acabó dando otro aviso en una acción personal de Caballero en la que centró para que el balón se paseara por el área chica sin rematador, completó una buena primera parte, muy serio en defensa y valiente en ataque, aunque se mostró algo impreciso en algunas acciones ofensivas, sobre todo de salida a la contra. Las Palmas, con más sensación de peligro que fuego real y buscando continuamente jugadas dudosas en el área, con Aranda opositando al Óscar a mejor actor.
Otra para Pedro y gol de Aranda
Para la segunda parte el equipo canario introdujo a Nauzet Alemán por un casi inédito Valerón, aunque de nuevo la primera ocasión fue cordobesista, en una jugada personal de Pedro, que recortó bien y pegó duro pero muy centrado, a las manos de Barbosa, que despejó bien. Poco después, López Silva forzó mucho una acción con el meta, en la que el onubense necesitó atención por un corte en la nariz.
Tras sendos intentos lejanos sin suerte de Xisco primero -acabó en córner- y Xabi Castillo -atrapó Saizar-, Las Palmas golpeó de manera contundente y casi inesperada, pese a que los amarillos empujaban más en la segunda parte. Un balón en largo hacia Aranda lo transformó el malagueño en gol ganando la partida a los hermanos Cruz. Saizar la tocó pero no pudo sacarla.
Mereció empatar
El Córdoba se fue arriba con todo y pudo empatar enseguida en una falta directa de Abel que sacó Barbosa y en otro disparo de Pedro, tras el córner, que alejó igualmente el meta. Villa metió más leña al fuego, metiendo a sus dos habituales jugadores de refresco, Pacheco, que entró por Pedro, y Uli Dávila, que sustituía a Bernardo. Las Palmas, necesitada, se metió atrás, tratando de cazar una contra, mientras el cuadro califal tenía problemas para crear llegadas.
Por eso, Villa decidió jugarse el todo por el todo y retiró otro defensa, Iago Bouzón, para meter a Pelayo, con un cuarto de hora por delante. El partido se volvió de ida y vuelta, con ocasiones para los dos equipos. A Aranda le anularon un gol con justicia, porque estaba en fuera de juego cuando batió a Saizar. Pacheco tuvo una buena llegada que malogró con un disparo flojo a las manos de Barbosa, mientras que Fran Cruz tuvo que salvar con Saizar ya superado un disparo de Masoud.
Del 1-1 de Uli Dávila a la sentencia de Tana
Fue el preludio de la ocasión más clara del Córdoba para empatar, en un escarceo de López Silva por su banda que Uli Dávila, solo en el punto de penalti, remató contra las manos de Barbosa. Un paradón facilitado en lo que sería la gran opción para el 1-1.
Luego Las Palmas jugó con el cronómetro, perdiendo tiempo y metiendo dos cambios para refrescar el equipo con la entrada de Tana y Máyor por Asdrúbal y Aranda. Ya con el Córdoba volcado, el primero sentenciaría en el tercero de los cinco minutos de descuento concedidos por Muñoz Mayordomo con un tiro cruzado tras recibir un pase de Nauzet. 2-0 en Canarias.
FICHA TÉCNICA
2.- UD LAS PALMAS: Barbosa; Galán, Deivid, David García, Xabi Castillo; Vicente Gómez, Apoño; Asdrúbal (Tana, m. 83), Valerón (Nauzet Alemán, m. 46), Masoud; Aranda (Máyor, m. 85).

0.- CÓRDOBA CF: Saizar; Iago Bouzón (Pelayo, m. 76), Fran Cruz, Bernardo (Uli Dávila, m. 66), Samuel; Luso, Abel; Pedro (Pacheco, m. 66), Caballero, López Silva;  Xisco.

ÁRBITRO: Muñoz Mayordomo (Comité Castellano-Manchego). Amonestó a los locales Galán y Nauzet; y a los visitantes López Silva, Luso, Iago Bouzón y Uli Dávila.

GOLES: 1-0, m. 61: Aranda. 2-0, m. 93: Tana.

INCIDENCIAS: Partido de la octava jornada de Segunda A, disputado en el Gran Canaria, con terreno de juego en irregulares condiciones, ante algo más de 9.200 espectadores, con la habitual presencia de cordobesistas que siempre hay en el panorama nacional.

Twitter: @rafaffernandez

No hay comentarios: